Una fábula embustera

Las crónicas del Otro Mundo

Completamente desorientado, perdido sin remisión. Confuso. No comprendes lo que ha ocurrido, porque en teoría es algo que nunca podía tener lugar, pero sin llegar a entender por qué, te topas de bruces con que ha sucedido realmente. Ese primer amor plasmado en metAMORfosis, ese amor que había sacudido tu existencia, ese amor que te había cambiado para siempre, ese amor que había hecho tu mundo mucho más pequeño y conseguía que tu cerebro girara en torno a una sola persona tras la cual no había nada más, como si un enorme abismo tenebroso se expandiera más allá de sus límites, ha desaparecido. Ese amor que habías perjurado que jamás acabaría, porque en ninguna cabeza humana, animal, extraterrestre incluso, podía caber que aquel sentimiento tan potente pudiera llegar a silenciarse jamás, ese amor, se ha esfumado, contraviniendo todas las leyes del universo cuya existencia podías concebir, y solo queda…

Ver la entrada original 1.657 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s