La construcción de la subjetividad en el capitalismo

Utópico terminando el prólogo

La construcción de la subjetividad en el capitalismo

No creo que sepamos muy bien cuándo se sembró la semilla, cuándo germinó y brotó, cuándo creció, cuándo se reprodujo de forma generalizada destruyendo otras especies de relación o sistema social. Sin embargo, percibimos su reciente y creciente hegemonía, las consecuencia de su extensión casi total, … Hasta que se vaya, dejándolo todo envenenado y desierto, como en La Hojarasca de Gabriel García Márquez.

Lo percibimos, en cualquier caso, de forma débil, prestando más atención a unos pocos de sus síntomas históricos (la crisis de la democracia representativa y la crisis del estado del bienestar en las sociedades occidentales) que a las mareas profundas o las consecuencias más negadoras de la vida. Menos clara es aún la certeza para romper, aunque aumenta la intuición de que la revolución no nacerá en la conciencia o en la voluntad.

Al mismo tiempo que la…

Ver la entrada original 921 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s