La salud del capitalismo

Utópico terminando el prólogo

La salud del capitalismo

En la conversación librada en la anterior entrada, el atento comentarista Jesús expone desde su conocimiento y dominio de diversas líneas de reflexión crítica, como el capitalismo está en crisis permanente, deduciendo esta idea de la teoría marxista de la contradicción interna del capital o la bajada tendencial de la tasa de ganancia. Mi observación y mi opinión es diferente. Como la reflexión de estas semanas tocaba este punto, intento formalizar aquí esa opinión.

Desde luego, cuando intento exponer una tesis sobre la salud del capitalismo, me alejo del análisis común del capitalismo como escenario histórico de la lucha de clases entre burguesía (con sus instituciones renovadas: grandes corporaciones internacionales, que organizan una tupida red en la que se difumina su identidad) (en sus instituciones: nación, democracia representativa) y proletariado (con sus instituciones: sindicatos, partidos) (con sus métodos: elecciones, movilización de protesta). En la caverna de…

Ver la entrada original 981 palabras más

Banderas de nuestros muertos

Casa Querida

Banderas2150 ciudadanos, en un crisol de culturas y nacionalidades, perecieron la semana pasada en los Alpes franceses tras, según apuntan ya de manera definitiva, la accion voluntaria del copiloto del vuelo, Andreas Lubitz, llevándoles a la muerte de manera premeditada. Como ocurre en cualquier vuelo de carácter internacional, poco importa el lugar de despegue y el de destino en lo que respecta al color de los pasaportes en tránsito, en un planeta que se conecta a escalas de manera imparable, consecutiva, y donde la residencia vence al ius sanguinis de manera aplastante. Todos nacemos aquí o allá, pero nos desplazamos por el orbe a la velocidad que nos permite la actual tecnología de transporte, así como las necesidades laborales, vitales y existenciales.

Una vez consumada la certeza de una catástrofe sin supervivientes, los familiares y allegados de las víctimas desplazados hasta el trágico lugar del siniestro fueron recibidos por un…

Ver la entrada original 513 palabras más

La gente compra en catálogo

La Tronera de Celemín

ASAMBLEA

En un sótano lúgubre y lleno de polvo, los ratones celebraban asamblea. Los había blancos, negros, marrones. Había ratones de campo, ratas de agua, ratas de alcantarilla e incluso una familia de comadrejas que no eran ratones pero decían serlo.

Discutían como evitar que los gatos se los merendaran.

Los ratones de campo, siendo los que más merodeaban por las casas, eran los más expuestos a los gatos. Sin embargo decían que a ellos, no les preocupaban mucho los gatos porque son pequeños, escurridizos y en el campo, dónde pasaban gran parte del tiempo, apenas si había gatos.

Las ratas de agua decían que a ellas no les importaban los gatos porque en el río, no se metían y por tanto, las posibilidades de cruzarse con un minino eran escasas.

Las de alcantarilla decían que los gatos les temían a ellas. Argumentaban que una rata es más ratón que…

Ver la entrada original 1.148 palabras más

Reaccionados, el libro que no quieren que leas

El Periscopio

Hoy firma Zana, J.Carlos Lorenzana, a quien no pudo sino mostrar mi agradecimiento, y sobre todo mi admiración por su constante lucha por los derechos desde un puesto tan inhóspito como la minería. Gran perspicacia en el título, sí da la sensación de la alfombra de la que hablaba José Luis Sampedro en el primer Reacciona quiere también tapar las ideas recogidas en este libro. Salvo excepciones, claro está, el silencio sobre él es notable e incluso se está dando el caso de una entrevista realizada hace más de un mes que no ha salido publicada. Igual es que todavía no ha tenido tiempo la periodista de elaborarla y la vemos cualquier día. Estuvimos una hora con ella Federico Mayor Zaragoza y yo.

Adelante, Zana, muchas gracias.

Ver lo que está delante de nuestros ojos requiere un esfuerzo constante (G. Orwell)

En estos tiempos  convulsos, de saqueo continuo y…

Ver la entrada original 1.531 palabras más